Sobre TAJO:

“Somos aficionados a la poesía. No somos profesionales. Que eso quede bien claro, pues una buena parte de nuestra crítica es potenciada desde esa perspectiva, desde esos campos abiertos que supone tal condición". (Roberto Bolaño)

domingo, abril 08, 2012

ESE ANIMAL LLAMADO PERÚ


foto de Consuelo Solís



Escribe:
 Alejandro Carnero


La discriminación y racismo en el Perú no son temas que hayan sido poco analizados, se ha escrito bastante y agudamente, sin embargo el impacto de este cuerpo de reflexiones en el espacio público y simbólico es mínimo, como una hormiga empujando una roca. El tema salta a los medios periódicamente, por el hijo de Miki Gonzales hace poco y antes a raíz del incidente en que un artesano cuzqueño, vestido con ropa de su cultura, quechua, un indio vestido de indio, fue expulsado de los  cines de centro comercial Larcomar y maltratado por sus empleados tras ir al baño. Como venía con amigos limeños, blancos, se armó un escándalo que ha terminado con la municipalidad  de Miraflores multando a UVK cines y clausurando el local por 7 días siguiendo la Ordenanza 294-MM.

La sanción fue importante, marca un precedente frente a situaciones que resumen nuestro espinoso problema de identidad y suceden en mil variantes a cada minuto por todo el Perú.  Me tomé el trabajo de analizar 336 comentarios de lectores a la noticia presentada por el diario “El Comercio”. 83% condenaban el hecho, 17% lo apoyaban con acotaciones racistas o negacionistas. Como que no había pruebas, o culpaban al muchacho de acomplejado, de armar un circo, de provocar con esa ropa, de que los indios son sucios, vienen a Lima y no respetan, otros pedían a los lectores que condenan que lo inviten a su casa, a ver si se atreven. El lector Gino Huapaya escribió: “Me parece mal que esté pasando en este tiempo actos como esto, pero con toda sinceridad yo no sabría qué hacer si hay un visitante así y se sienta a mi lado en un lugar cerrado, no lo hago por racismo si no que mi nariz no lo soportaría, caballero a mudarme. Pero desapruebo totalmente esto.”

No sé si concluir que un 83% de voces condenatorias es grato o si debió ser más alto en una sociedad civilizada frente a una segregación tan contundente. Entre los lectores que desaprueban el hecho un poco menos de la mitad parece circunscribirlo a situaciones aisladas que suceden en ciertos espacios elitistas y el resto lo liga con un patrón constante en las relaciones interpersonales en el país. Claro, en  estos temas en el Perú hay mucho de boca para afuera al hablar en público.

Volveremos a este incidente para desarrollar nuestra reflexión sobre la discriminación en el Perú, pero antes acerquémonos por otro lado. Hace poco terminaron cuatro jornadas de clasificación al mundial Brasil 2014. Es interesante analizar las imágenes de la peruanidad transmitidas por las publicidades pre y en medio de los partidos pues es el tiempo en que la peruanidad está hinchada como un globo aerostático y más que ¡esta vez sí calificamos!, como venimos diciendo hace treinta años.

Aparte de las propagandas estándar, un tercio de ellas digamos, en que individuos racialmente entre alemanes y holandeses henchidos de peruanidad consumen cerveza u otros productos (como cuadros aspiracionales justifican los publicistas esta contradicción con la realidad), en estas eliminatorias ha habido propagandas que incluyen selectivamente personajes mestizos, indios o afros. Ahora bienla mayoría cae en la trampa de ponerlos en situaciones estereotipadas, “el minero”, “el guachimán”, o en estampas con llamas y naturaleza propias de un catálogo para turistas. En cualquier caso domina la gente “bonita”, blanca desde luego, divirtiéndose a su manera: son el punch line y el espíritu de estas propagandas. Una que llama la atención es la de supermercados Wong, 64 palabras para el Perú. En esta, de formato muy simple, manos ponen palabras recortadas en una tabla con un mensaje que en suma dice que los peruanos todo lo hemos podido, todo lo podemos, todo lo podremos y entonces calificaremos al mundial.  Ahora bien, todas las manos que ponen las palabras son manos blancas. Si solo van a mostrarse manos en un comercial deben ser elegantes y pulcras, pero más allá de eso, la mano es de alguna forma el símbolo de la humanidad, su versatilidad e “inteligencia” es lo que nos separa de los animales; tenga el lector esto en mente para las reflexiones que haremos después.

Volviendo al incidente de los cines UVK Larcomar, sin duda uno de los malls más chics y espectaculares de América Latina, no es algo que sorprenda a nadie que conozca este tipo de locales en Miraflores u otras zonas de alto poder adquisitivo y  predominancia racial blanca. Con gente de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos íbamos hace unos años a discotecas y bares de Larcomar a hacer un test. Una chica italiana y yo pedíamos entrar y no había ningún problema. Inmediatamente después venía una pareja chola, de color de piel no blanco y pedía entrar: les decían que era una fiesta privada, lamentablemente. Los vigilantes regularmente encaminan a la salida a gente con vestimenta india con argumentos estrafalarios: hay un video en youtube en que a una familia aimara le dicen “que los bebes quieren jugar afuera” (los propios de la familia, a los que aparentemente el guardia puede leerles la mente), y los encaminan a la salida de Larcomar. A mi esposa, que es una asháninca que usa solo kushma, la ropa de su cultura, una vez en Larcomar se le acercó un vigilante a decirle con ceño que si buscaba el baño y que los baños estaban afuera. ¿What? ¿Por qué buscaría el baño y por qué los baños estarían afuera? Desde luego se piensa que el indio se intimidará ante la voz firme de la autoridad y abandonará el lugar, dejándolo bonito. Llevo 8 años con Marishöri y me he acostumbrado a que en lugares como estos apenas está suelta la vigilancia se le acerca intimidante cuando no agresiva. Cuando aparezco siempre hay un fugaz gesto en ellos de gran temor y servilismo como diciendo: “oh… me equivoqué… esta india venía con el señor… por favor no me cachetee con la mirada”.  Muy ocasionalmente parecen hacer la reflexión de que un amor multirracial y multicultural es posible.Generalmente parecen pensar algo como: “bueno, si al señor le gusta tomar su whisky en plato… está en su derecho. Sigamos.”

Esta inercia mental, la de seguir el pensamiento dominante es El problema, no solo del racismo en el Perú sino de todas las taras y prejuicios humanos. Todos los humanos quieren ser especiales. Una minoría entiende que esto significa precisamente buscar adentro suyo qué le satisface, qué lo singulariza, qué lo hace él mismo y lo realiza, así sea algo muy común. La mayoría entiende que se trata de saber cuál es el modelo dominante y de mayor prestigio en una sociedad y acercarse a él lo más posible: eso los hace especiales. Este último impulso (paradójico si se lo ve bien) está en el centro de las dinámicas  de exclusión humanas.

Ahora bien en el Perú se sabe bien qué NO es especial: Todo lo que esté manchado, de afro, amazónico y especialmente andino, es feo y de menor calidad a lo europeo (sean pieles o fenómenos) y su prolongación criolla. ¿Ahora bien, hasta qué nivel llega esa mancha?
Inquirido sobre el incidente el administrador de UVK Multicines de Larcomar, Alejandro Figueroa, declaró que lo que pasa es que el artesano Ricardo Apaza: “no sabía ni hablar”. A primera vista parece el típico desplazamiento del racismo y el desprecio étnico hacia una cuestión de educación. Desde niño he escuchado a  mi parentela y allegados blancos cuando se les cuestiona algún comentario racista decir “es que es la ignorancia” con tono compungido de quien justifica porqué compra una refrigeradora extranjera y no peruana: lamentablemente son mejores. Pero hay mucho más en este comentario del administrador de los cines UVK. Para empezar es una patraña: si uno ve los videos de las declaraciones del joven Apaza habla bien español y se expresa de forma articulada. El comentario está destinado a anular. Saber hablar es  lo propio de humanos, lo que nos separa de los animales. Si como dice el administrador “estos provincianos que vienen a Lima […] no saben ni hablar” es que son un poco animales, la mancha llega hasta ese nivel.

La prueba de que no exagero es, claro,“La paisana Jacinta”, programa cómico de Jorge Benavides, JB, que lleva años con la mejor sintonía en horario estelar, en uno de los canales más importantes de la televisión peruana, Frecuencia Latina. Los programas cómicos son un vehículo notable para analizar la psicología consciente e inconsciente de un pueblo. Jacinta, una mujer andina vestida dentro de su cultura quechua  viene a Lima a buscar trabajo de lo que sea, “limpiando lunas, vendiendo frunas” dice la canción introductoria. Una historia común en nuestra capital. El formato es clásico de un programa cómico, enredos y quiproquos que se dan mientras Jacinta busca trabajo, lo encuentra y en una palabra, la caga sin parar. ¿Cómo es Jacinta físicamente?: desdentada, fea, desaliñada, con porte chorreado y mirada estúpida. Pero es al intentar trabajar cuando muestra su ser interior. Se  ve entonces que es irremediablemente bestia: habla de manera gutural, no entiende nada, no sabe nada, no aprende nada, por momentos se pone muy violenta y golpea a la gente y siempre hace un desastre del trabajo que le tocó. Esto se repite en cada episodio. Siempre hay un personaje que la ayuda y entonces ella quiere retribuirle abrazándolo pero este aunque nicebusca alejarse con gestos de que apesta. El “jefe” de turno le quiere dar oportunidades y soporta sus barbaridades pero termina concluyendo que es imposible, que no hay manera “Ay paisana, ay paisana… no se puede”. Y es una conclusión para todo el Perú: los indios no pueden ser útiles, no pueden mezclarse con la civilización, sus capacidades no les dan. Ahora bien, ¿la civilización es lo propiamente humano, no? Son entonces animales.

Si recordamos, el debate y dilema de si los indios eran animales, o con los términos de la época: ¿si tenían alma?, estuvo encendido en los comienzos de la colonia español., Como se sabe, el Padre Bartolomé de las Casas logró convencer a la corona de que eran humanos. (En cuanto a la profundidad humana del cura de las Casas, Borges tiene en Historia universal de la Infamia una frase que ahorra cualquier comentario: “En 1517 el padre Bartolomé de las Casas tuvo mucha lástima de los indios que se extenuaban en los laboriosos infiernos de las minas de oro antillanas, y propuso al emperador Carlos V la importación de negros, que se extenuaran en los laboriosos infiernos de las minas de oro antillanas.”)

Ahora bien parece que en muchas mentes peruanas no ha cesado de estar presente, y que una parte tendería a responder que no son humanos. Sino cómo se explicaría que un programa como La Paisana Jacinta - simplemente inconcebible en cualquier país que se respete- tenga tanto éxito y casi diez años. Aunque activistas de derechos humanos han logrado sacarlo temporalmente ha vuelto siempre triunfal en nombre de la libertad de expresión. En los Estados Unidos provocaría revueltas populares que se transmitiera una visión así del afroamericano o también si fuera el caso de alguna de las etnias minoritarias en Europa. Pero aquí Jacinta no es la minoría sino la mayoría, y uno se pregunta qué tan enfermo puede estar el peruano para reírse de su animalidad siendo que prácticamente todos tenemos una Jacinta como madre, abuela, bisabuela o varios componentes del árbol genealógico.  (Como es sabido, para el lado afro Benavides tiene al personaje del “negro Mama” que muestra todos los elementos animales de Jacinta solo que en su caso es físicamente lo más parecido a un gorila y tiene tendencia a robar, un prejuicio clásico en el Perú contra sus afros).

Aunque el fondo ideológico sea execrable JB es un buen actor. Así, uno de los “atractivos” de Jacinta es como es ridiculizado el tono quejoso suplicante con que el andino humilde habla a quien considera un superior en la vida. En su libro Los Ríos Profundos, José María Arguedas cuenta de un pongo, un empleado de casa, de que lo recibe a él y su padre en el Cuzco. Cuenta: “Tenía un poncho raído, muy corto. Se inclinó y pidió licencia para irse. Se inclinó como un gusano que pidiera ser aplastado.”

Desde luego se trata de una estrategia de supervivencia ante la violencia extrema del conquistador español, y sus sucedáneos peruanos, pero que no es tan común en el indio amazónico. No desde luego por mayor valentía sino que los españoles allá llegaron bastante más tarde, dispersos y la geografía de la selva mitigó mucho su capacidaddemoledora. Especialmente, tuvo éxito la revuelta de Juan Santos Atahualpa que expulsó a los españoles por más de cien años y retardó hasta la Republica peruana la “conquista” de la selva.

Stefano Varese en la Sal de los Cerros cita tal cual un manuscrito de un franciscano evangelizador que muestra la actitud del asháninca frente a la penetración occidental en épocas de la Colonia española: “El 30 de agosto de 1686 la expedición franciscana a San Miguel del padre Manuel de Biedma se encuentra bajando el Rio Tambo. Acompañan a los españoles algunas canoas cunibo. De pronto, desde una ensenada, aparecen dos indios, uno mochovo y el otro asháninca. Los misioneros se acercan a ellos y les ofrecen agujas y campanitas, pero estos rechazan los regalos y frente a las insinuaciones doctrinales de Biedma, el asháninca contesta “con pertinencia herética diciendo que nosotros adorábamos un palo (la cruz) y que su Dios les daba chacras y de comer; y vuelto hacia los conibos les decía que mirasen que los llevábamos engañados para hacerles esclavos…”

Esta actitud tiene que haber encontrado  Juan Santos Atahualpa cuando fue del Cuzco a la amazonia para organizar la revuelta. Pero asimismo es la que encontró Alan García en el 2009 en Bagua.  Evidentemente el poder central no esperaba una defensa de su territorio por parte de los indios amazónicos, pensaron que se dispersarían apenas oyeran los primeros helicópteros y balazos al aire. Pero no se movieron ni con los balazos al cuerpo y además contraatacaron y al parecer terminaron matando un número igual de policías que sus propias bajas. Se mataron como se matan los humanos cuando la confrontación llega a ese nivel. Y Alan García fue entonces tan explícito como la Paisana Jacinta en cuanto al inconsciente que rige al Perú, a buena parte de él. Abiertamente llamó a los indígenas “ciudadanos de segunda clase”, “barbaros”, “primitivos”. Este último calificativo no engaña a nadie, hace alusión a razas de homínidos pre-civilización, es decir, de nuevo, los indios son animales. Tendrían que haberse doblegado y dejarse guiar como ovejas. Si este atroz incidente dejó boquiabierto y echando espuma de irritación al gobierno y cientos de funcionarios y voceros mediáticos e institucionales, es porque se mataron de igual a igual, como humanos, balazos en la cabeza contra lanzas en los cuellos.

De aquí a décadas, quizás siglos, el Perúmirará la ceguera de estas generaciones frente a la identidad peruana, la intensidad de su propio auto-desprecio, con la perplejidad e incomprensión con que se mira a los alemanes que “sin querer queriendo” como diría el Chavo, convivieron, permitieron el Holocausto que desarrollaban los nazis ante sus ojos. Hacemos la comparación, claro, en cuanto a la inercia pasiva y cobarde ante un error  flagrante, no a las masacres. Aunque pensándolo bien, también. Múltiples holocaustos indígenas han sucedido en los siglos pasados, y el último hace poco más de diez años. La Comisión de la Verdad ha determinado que el 75% de los asesinatos de la guerra civil de 1980-2000  tenía como lengua materna una indígena, que la actuación de Sendero Luminoso frente a los ashánincas puede tipificarse como genocidio, que si se calcula los asesinados ashánincas en proporción a su población y la peruana hubieran sido dos millones los muertos.

Con las presiones por el caos ecológico que puede avecinarse, con un sistema económico internacional claramente no manejado e irracional, no es descabellado imaginar que pueden explotar tiempos duros en el mediano y largo plazo. Y una sociedad tan descuajeringada y enferma en su alma como la peruana siempre será peligrosa para sí misma.

Alejandro Carnero es autor de los libros “La Luna llena de días” y “Tanta gente extinta, tanta tinta tonta”. 

26 comentarios:

herrmann hamann dijo...

hola, soy blanco de ojos verdes y pelo castanio claro, el otro dia , un seniora y yo fuimos maltratados por ser blancos por una cobradora de micro, ke aparte de faltarnos el respeto en su trato, dijo cosas como "hay gente ke solo deberia ir en taxi" , yo no conosco a la seniora maltratada, pero con ella fue mas fuerte el atake de la cobradora, ke termino en un barullo de toda la gente del micro, tengo unas preguntas, se concidera racismo eso?? o solo los blancos podemos ser racistas??? puedo denunciar a la empresa de transportes por racismo de la misma manera ke fue denunciado el cine de larco mar??? o somos una sociedad ke todavia no ve a los demas como iguales?? porque el dia del orgullo afroperuano se realiza en un parke de barranco? porke no puedo hacer el dia del orgullo blanco peruano??? me parece ke todo lo ke leo con respecto al racismo, es racista con la gente blanca, ke el blanco no esta en igualdad de condiciones sociales frente a estas cosas, ya que tampoco nos ven como iguales.

Anónimo dijo...

Evidentemente nadie debe ser discriminado, si se hace enfasis en el racismo hacia el indigena y el afro es porque historicamente han sido las victimas mayores y porque en su estructura mental el Peru no termina de aceptarse como un pais mayoritariamente con insumo indigena. Ademas en el espacio publico sigue admirandose al blanco como el prototipo de belleza, pulcritud. Te recomiendo el libro de Alejandro Carnero, Tanta gente extinta, tanta tinta tonta, ahi aborda el problema, siendo el "blanco peruano"

Herbert Rodríguez dijo...

Buen resumen de evidencias de que el racismo está ahí, delante de nuestras narices, y el racismo es violencia... el que ha sufrido el maltrato racista, además, reacciona a su vez devolviendo el maltrato de manera generalizada: "todos los indígenas son salvajes, ignorantes", "todos los blancos son pitucos explotadores", con esta polarización basada en prejuicios todos perdemos.
Como evidencia de racismo –es un tema de clase en curso a mi cargo- presento el “premio Survival al artículo más racista del mundo 2009”, el artículo “Pobrecitos chunchos y otras torpezas” (Correo), donde Andrés Bedoya Ugarteche dice “qué espera Alan que no prepara a su FAP con todo el napalm necesario”... habla de arrojar Napalm en el contexto del conflicto que derivo en baguazo.

Fatima dijo...

Con relación al artículo que ha enviado, deseaba comentarle, por alguna razón a veces yo también me siento discriminada por mi apariencia física, muchos comerciantes creen que por tener ciertos rasgos caucásicos (por los cuales yo nada he hecho, nací así), tengo dinero y me cobran más.

Cada vez que necesito un taxi desde Miraflores al centro de Lima me cobran S/.20.00, sin embargo hace poco descubrí que a una persona con rasgos nativos le solicitan S/.12.00.

Igual sucede con la frutera, por el kilo de papaya me solicita S/.6.00, mientras que cuando se acerca alguna persona con apariencia de empleada domestica (así no lo sea) le dice S/.3.00.

Demás está decir por otros productos en venta establecimientos donde no colocan el precio. Pagué por diversos artículos hasta tres veces su precio, sólo porque no sabía el costo real, ¿y cómo observé tal diferencia?, cuando recomendé a un tercero su adquisición, al retornar de la compra me informaban, con documento de pago, que el importe fue muy inferior al que yo pagué.

Por otro lado, como usuaria del servicio de transporte público, pocas veces me brindan el asiento (ya me estoy acercando a los 60 años), y si por ahí el cobrador lo solicita, voces desde el interior del vehículo gritan: “que tome taxi si tiene plata”.

Anónimo dijo...

Curioso este ramillete de blancos que quiere poner al mismo nivel que les cobran mas por la papaya a 500 anos de explotacion y desprecio brutal al indigena. Puede ser que en el Peru se asocia al blanco con quien tiene plata (porque en mucho ha sido asi) pero no se piensa que son feos, brutos, cochinos, ignorantes. Por favor, profundicen, dimensionen. O es la simple reaccion defensiva de ante las verdades del articulo decir, infantilemte, "pero a mi tambien"

Lucy Martínez Z dijo...

Realmente un artículo muy interesante con esta plaga de aconteceres que super viven en nuestro medio.
Lamentable que no se esté dando la real importancia de lo que el autor de este buen artículo plantea y concientiza, al parecer cada quién individualiza "su yo"..."pero a mi también", ¡es increible el individualismo, la falta de concientización de un problema existente como el Racismo.
¿Porque complicar más el tema cuando ya el artículo de quién escribe, hace acotaciones generales?
Ofrezcamos soluciones, demos aportaciones viables, orientemos, canalicemos, eduquemos, concienticemos etc. seamos portadores de analíticas respuestas sin ese egoismo que trasciende a lo personal.
El racismo es cruel generando violencia.

Seiyi Mariano Kohayagawa Gonzales dijo...

Con respecto a este comentario:

"Anónimo dijo...
Curioso este ramillete de blancos que quiere poner al mismo nivel que les cobran mas por la papaya a 500 anos de explotacion y desprecio brutal al indigena. Puede ser que en el Peru se asocia al blanco con quien tiene plata (porque en mucho ha sido asi) pero no se piensa que son feos, brutos, cochinos, ignorantes. Por favor, profundicen, dimensionen. O es la simple reaccion defensiva de ante las verdades del articulo decir, infantilemte, "pero a mi tambien"

16 de abril de 2012 22:52"

Creo que, lo más sano para la sociedad es no seguir introduciendo el dedo en la yaga. ¿Crees que la raza indígena se ha levantado del terrible mal que se le hizo antaño y ahora es un grupo equiparable en valores y capacidad con los otros grupos étnicos? Entonces, amigo mío, deja ya odios antiguos y sencillamente olvídate que alguna vez la raza indígena fue discriminada. Recordar los hechos de 500 años es ensalzar y revivir una problemática que ya fue resuelta. Yo mismo, por ser de rasgos asiáticos he sido víctima de discriminación y burlas de parte de "blancos" (palabra extremadamente racista, si me permiten decirlo) como de "cholos" por partes iguales; y créanme, cuando les digo que no se diferencian en nada. En verdad lo que dicen es cierto "Todos somos iguales", igual de racistas.

Anónimo dijo...

Empezó el debate!

Anónimo dijo...

¿ una problemática que ya fue resuelta? De qué forma fue resuelta? Acaso no recuerdas los últimos incidente en el cine UBK, y tantos otros que por falta de espacio han sucedido últimamente.

Lucy Martínez Z dijo...

"Anónimo" ¿porqué escudarse en el anonimato?, un debate es de aquellas personas que saben defender sus pensamientos, son consecuentes con lo que piensan y saben dar razón a quiénes las tengan, un debate si lo hubiera, es alturado, correcto y especialmente es dar la cara.
Anónimo de acuerdo al Diccionario de la Real Academia de la lengua significa: desconocido, ignorado, incógnito, oculto, vulgar, oscuro,
Imagino que Ud. no es de esas personas, Ud. debe ser alguien que guarda preocupación por este tema social que nos compete y que nos plantean.
Gracias y esperemos vernos en la frecuencia de esa transparencia y corrección.

Anónimo dijo...

Me imagino que los anonimos son varios "anonimos" que no les interesa perder el tiempo identificandose

Anónimo dijo...

Querido Kohayagawa;

No leiste el articulo? No lo entendiste? Como puedes decir que la problematica ya fue resuelta. Estos articulos no son para poner el dedo en la llaga sino precisamente para abrir la mente de gente como tu, que sino la violencia termian abriendosela y eso hay que evitar. Y no se trata ni siquiera del racismo, como tu anodino comentario final quiere sugerir, es la estructura mental del Peru que esta enferma.

Joseph dijo...

Por donde lo miren el racismo existe, y seguirá existiendo mientras que el ser humano no se haga una metanoia de su mente y su corazón.

Seiyi Mariano Kohayagawa Gonzales dijo...

"Querido Kohayagawa;

No leiste el articulo? No lo entendiste? Como puedes decir que la problematica ya fue resuelta. Estos articulos no son para poner el dedo en la llaga sino precisamente para abrir la mente de gente como tu, que sino la violencia termian abriendosela y eso hay que evitar. Y no se trata ni siquiera del racismo, como tu anodino comentario final quiere sugerir, es la estructura mental del Peru que esta enferma."

Creo que mi mensaje de armonía fue opacado por el último.

Seamos objetivos, podría yo hacer una dramática cruzada por mi historia con el racismo recibido de la "gente blanca" y "chola", ¡pero no lo hago! Razones tengo.

En primer lugar, creo que todos podemos concordar que es infinitamente más probable encontrarse con un "racista" de cultura baja que con uno medianamente o muy culto. La gente con una pisca de sentido común (la gente con la que normalmente uno interactua en su quehacer)no presenta tales características, sin importar si son "cholos" o "blancos".

Me gustaría reafirmar mi mensaje de convivencia pacífica y añadir algo a mi comentario final, el cual fue tachado de fútil por mi estimado "Anónimo" y creo que estuvo un un poco mal enfocado por mi parte.

"En verdad lo que dicen es cierto "Todos somos iguales", igual de racistas"

Con eso, quería resaltar que no se debe apuntar a un fenotipo en específico, ya que ambos grupos poseen tal característica, si no que se debería apuntar a la problemática en sí misma, en vez de buscar culpables para cortar cabezas.

Yo no armo dramas cuando soy atacado por mi raza (que sigue pasando), pues la gente ignorante existirá por siempre y no hay nada que hacer al respecto, salvo vivir en equidad con aquellos que te consideran un igual, como con los que no y estimarlos a todos así ellos solo se estimen a si mismos.

Finalizando esto, les profeso muchos sentimientos de hermandad y felicidad a todos, gracias c:

Ricardo Paredes Vassallo dijo...

EL PENSAMIENTO CORRECTO ES LO MAS PODEROSO QUE EXISTE
Pensar bien y actuar proficuamente es como ganar varias guerras.
¿Quién podría negar, ahora, sin estar errado, que yo soy el que más ha actuado y logrado transformar con el pensamiento al Perú?
Ahora se habla de racismo. Y es generalizada la conciencia que este es el mal mayor que impide armar la Unidad Nacional y la Identidad Nacional. Pero antes, para los intelectuales, el Perú era una nación integrada y un oasis de paz aunque lleno de problemas económicos y de pobreza, ¿pero del racismo o de la exclusión política de la mayoría de CHOLOS, quien dijo algo?
Mariategui hablo de Lucha de clases, entonces, de injusticia (como si lo justo no tuviese por núcleo el problema de la composición racial del poder); Arguedas, que miro al Perú mas líricamente, trato de integrar y reconciliar a ambos bandos contradictorios y en pugna racial, ideando una panacea o coctel que bautizo como “Todas las Sangres”; Haya de la Torre, el más iluso e inútil de todos, hablo de un ilusorio Frente Único de intelectuales obreros y capitalistas. Etc.

verano 10 dijo...

El problema como siempre es que se sigue hablando de "RAZAS" cuando se sabe bien que esa palabra es un vilinvento, lei hace un tiempo que cientificamante no existian las razas entre las personas y que el color de la piel y el aspecto son solo adaptaciones ambientales y geograficas, espero que se profundice mas al respecto. todos somos iguales, saludos.

Geraldo Capillo dijo...

Muy Buen Blog !
Los invito a visitar mi blog !
http://geraldocapillo.blogspot.com/
Gracias !

Anónimo dijo...

La verdad me llega cuando meten el tema de la colonia
. Conquistadores+alianzas(pueblos) VS Incas = Conquista española del Mundo Andino
Es una vieja historiografia, la historia en verdad ocurrió así:
. Europeos+Aliados(elite de los pueblos:Curaca=cacique) vs Incas = dominio del Mundo Andino.
Para conservar la alianza entre los europeos y los caciques, ellos entregaban a sus hijas
en matrimonio para que sus descendientes salgan blancos,de ahi salen los grandes hacendados.
Y asi se fueron blanqueando la elite indigena siendo tambien participes de la dominación.
Es más, en las guerras civiles, europeos y caciques pelearon por la mano de obra indigena.
Los indigenas fueron también participes de la explotación de sus pueblos.

Humberto Florez Montero dijo...

La de nunca acabar. Haz de tu entorno un lugar agradable para la convivencia. Y si un hijo de puta (con el perdon de las putas) trata de joderlo defiendelo con uñas y dientes.
Bendiciones para todos!!

hugo aristoteles dijo...

QUE BUENO QUE AQUI COMENTES ESTOS TEMAS TAN ANTIGUOS Y QUE AUN EN ESTOS DIAS SE YENGA QUE EXPLICAR MUCHO PARA QUE LAS PERSONAS VEAN QUE SE PIERDE MUCHO TRATANDO DE MINIMIZAR Y DENIGRAR A LOS DEMAS.
LES INVITO A CICITAR EL GRUPO DE FACEBOOK "LOS PERUANOS NO SOMOS BLANCOS" y veran que es facil comprender que NADA SE GANA CON HACER COMPARACIONES FISICAS DE LA PERSONA.

Monica Prochazka dijo...

Encuentro el artículo muy adecuado y concreto para una búsqueda de soluciones, y pienso que es importante que se den estos espacios de diálogo.

Lo que me preocupa es que cuando alguien escribe sobre un tema controversial como este, algunas personas sólo se dedican a poner "peros", en vez de construir mayor conocimiento y comprensión a partir del tema original. El diálogo debe ir para adelante, no para atrás.

Que tal si alguien da una idea de solución? A quien se le ocurre una pequeña acción que repetida muchas veces y logre cambiar algo de este asunto?

Que tal si una vez que alguien de una idea, las siguientes personas que escriban construyan sobre esa idea y la mejoren? en vez de atacar?

Que tal si enfocamos los comentarios en buscar una solución? en vez de hablar desde nuestros egos y nuestras experiencias personales como negros, marrones, beiges, blancos o transparentes? o de repente verdes???

Se han preguntado cómo es que el Perú está como está? No hay una visión común, o aceptación de nuestras características y las del otro como simples características, sino que las enredamos con creencias obsoletas e incongruentes.

Tampoco hay una visión de futuro, las conversaciones generalmente terminan dando vueltas en las experiencias emocionales de cada uno y enfrentando cosas del pasado, sacando trapitos al aire y echándole la culpa a los antepasados de todos, para evadir nuestra propia responsabilidad con la cultura peruana que creamos cada día con nuestras propias acciones.

Yo creo que el racismo es sólo un síntoma de otro mal peor aún que es endémico en el Perú: hacerse las víctimas por lo que hacen o hicieron otras personas.

La mayoría de comentarios quieren dirigir la atención hacia afuera, hacia lo que otros hacen o hicieron, bajo las infantiles creencias de "YO NO SOY CULPABLE", "LA CULPA ES DE OTRO", "YO SOY UNA VICTIMA DE LO QUE SUCEDE" y otras de ese tipo.

De esta manera los peruanos evitamos de manera olímpica la responsabilidad sobre lo que hacemos o dejamos de hacer. Pensamos en culpa, no en responsabilidad.

Dejemos ya a nuestros antepasados tranquilos, ellos hicieron lo que mejor sabían hacer a partir del CONOCIMIENTO y LA COMPRENSIÓN DEL MUNDO que tenían en su época. Nosotros tenemos otro conocimiento y otra comprensión del mundo. No nos escudemos en el pasado.

SIMPLEMENTE ACTUEMOS DIFERENTE.

Anónimo dijo...

te has tomado demasiado tiempo en recopilar evidencias de que existe racismo ....cuando esta es tan evidente , nadie niega su existencia ,ni minimiza su magnitud.
lo que no existe es argumentos que indiquen que no sea correcto aplicarla ...ya que las diferencias raciales van mas halla del color , mientras unas razas tienen la capacidad de ir ya a otros planetas otras tienen una cultura tan primitiva como en la edad de piedra.
te imaginas cual seria nuestra realidad sin la tecnologia blanca , si te digo que estariamos viviendo de la caza y recoleccion ...estaria exagerando ? ...la respuesta es NO. nuestra realidad seria parecida a la vida de nuestros indigenas.
la raza es el principal responsable de nuestra realidad.




Anónimo dijo...

te has tomado demasiado tiempo en recopilar evidencias de que existe racismo ....cuando esta es tan evidente , nadie niega su existencia ,ni minimiza su magnitud.
lo que no existe es argumentos que indiquen que no sea correcto aplicarla ...ya que las diferencias raciales van mas halla del color , mientras unas razas tienen la capacidad de ir ya a otros planetas otras tienen una cultura tan primitiva como en la edad de piedra.
te imaginas cual seria nuestra realidad sin la tecnologia blanca , si te digo que estariamos viviendo de la caza y recoleccion ...estaria exagerando ? ...la respuesta es NO. nuestra realidad seria parecida a la vida de nuestros indigenas.
la raza es el principal responsable de nuestra realidad.

Anónimo dijo...

Suscribo eso totalmente.

Anónimo dijo...

Si existe la opcion de salir como anonimo, no veo cual el el problema,, lo importante es opinar respetando las opiniones de los demas

Anónimo dijo...

Que buena teoria hermano, porqje no la presentas como tesis en laCatolica, hasta podrias sacar un doctorado bamba en azangaro