Sobre TAJO:

“Somos aficionados a la poesía. No somos profesionales. Que eso quede bien claro, pues una buena parte de nuestra crítica es potenciada desde esa perspectiva, desde esos campos abiertos que supone tal condición". (Roberto Bolaño)

sábado, diciembre 29, 2012

Zeitgeist.La pelicula. IMPERDIBLE




MIREN ESTE DOCUMENTAL/ PELÍCULA... ES UNA GALERÍA DE LO JODIDO DEL MUNDO; DE COMO  E.E.U.U Y OTROS PERSONAJES MÁS PODEROSOS  ARTICULAN, MANEJAN, MUEVEN "TODO"; DE CÓMO LA RELIGIÓN CRISTIANA ES UN SINCRETISMO DE ANTIGUAS CULTURAS (EGIPICIAS, GRIEGAS, ETC) Y   ASÍ, DOMINAN A LA SOCIEDAD;

DE CÓMO ESTAMOS  DESTINADOS A PERMANECER EN UNA CULTURA TEMEROSA, REPRIMIDA, CONFORMISTA, AHUEVADA, TRISTE.

DE SOLEDAD E INDIVIDUALISMO.

Y DE CÓMO HEMOS PERDIDO LA FACULTAD DE INDIGNARNOS, DE PARARNOS DEL TECLADO RANCIO
Y DECIR, A PLENA VOZ: "SOY UN SER HUMANO, MI VIDA TIENE VALOR""

RECOMENDABLE PARA VER SIN COMER PALOMITAS DE MAÍZ, NI COCACOLA. 

SE ADVIERTE QUE LA CONTUSIÓN CEREBRAL PUEDE SER IRREMEDIABLE.

POR FAVOR, DIFUNDALO A TODOS SUS AMIGOS Y AMIGAS


sábado, diciembre 22, 2012

jueves, diciembre 20, 2012

DOS CHELAS CON ALBERTO COLÁN





DOS CHELAS CON ALBERTO COLÁN



recordar es volver a vivir. vivir para contarla. confieso que he vivido. el olvido que seremos. la memoria es injusta. Los tajadores se toparon con Alberto Colán. 2 chelas y, más na.



Armando Arteaga, José Diez y Alberto Colán
(tomado del blog de Armando Arteaga)


Ayer conocimos a Albero Colán. Fue justo la noche que Jorge Roncal presentó la cuarta edición de su poemario Discurso de las intenciones puras. El susodicho es prácticamente un desconocido, un ser subrepticio que frecuenta los recitales del centro con un gorro que le cubre los ojos y una casaca raída. En su juventud militó Hora Zero, el movimiento literario más avezado de los últimos tiempos.

Era esto precisamente lo que me hacía recordar su nombre con pulso desbocado. Estuvo implicado en un evento que ocurrió en el  recital/ duelo entre Antonio Cisneros  y Jorge Pimentel.

Fue el hombre del disparo.   

Según la versión “oficial” Alberto Colán, disfrazado de agente de la CIA, disparó con un arma de fogueo a Pimentel. Coco, como lo llama de cariño Colán, llevaba un tomate escondido en el bolsillo de su camisa y, después del estruendo, cayó al suelo  fingiendo un desmayo.

Y, bueno, también recordaba alguno de sus poemas anarcos que aparecen con realismo mágico (según Colán nadie le avisa donde ni cómo se publican) en antologías y revistas. Los recordaba poco, como un punk perdido en la memoria.

Quizá para los estudiosos de la literatura esto les parezca una mera anécdota, pero para los fans (me considero uno) de la poesía cada anécdota inflama más la curiosidad, ese morbo medio friki de querer saber todos los “detalles”. ¿No te bacilaría, aunque fuera secundario, saber más de la vida de tu poeta tótem, de tu poeta top, por ejemplo? Bien.

Explicado esto y lo otro, se entiende mi grado de casi detective salvaje haciéndole un interrogatorio al ya sexagenario poeta horazeriano.

Bajamos por la calle luminosa de la Avenida Venezuela. Alberto Colán nos quiere invitar unas chelas. Pese a su edad sigue tomando con silenciosamente frecuencia una que otra cerveza como para recordar el amor. Recuerda las noches donde caminaba con los horazerianos, especialmente con Juanra y Coco hablando no solo de poesía, sino de mujeres, hueviando, riendo, molestándose. Eran unos poetas que lateaban por Lima. Lima era una caminata que desembocaba en algún bar, quizá en el Palermo, frente al Parque Universitario, donde un hangar vetusto era el escenario de la jauría de poetas de los 70tas.  

Fue (es) muy amigo de Pimentel. Y me confiesa que la poesía de Cisneros, salvo algunas pequeñas excepciones, le parece fallida, artificiosa; por otro lado, la de Coco esta viva y permanece (aguanta, resiste, puja) fresca para muchas lecturas más. Coincidimos.

Y llegamos al punto por el que hemos estado oscilando desde que bajamos del centro cultural Guadalupana: el día del duelo poético.

Hace memoria. Habla pausado. Parece que los recuerdos se atropellaran en su boca, pero lo que suelta es lacónico, preciso, casi un haiku. Lo que recuerdo, me dice, fue que Jorge estaba preocupado por el evento; días antes bajo a mi casa y empezamos a planear lo que haríamos. Luego Colán acepto cortarse el pelo –era la época hippie, de sexo y amor libre y de los pelos desgreñados- al estilo de un agente de la CIA. La cosa fue, regresa Colán mientras paladea las piernas apretujadas de una mujer pechugona,   que me corté la melena y llegué con terno. Había mucha gente en el INC ¿lo conoces? Queda por la plaza San Francisco. Gente hasta en la calle. El recital empezó tarde. No estoy seguro de lo que acordamos al final; lo que si recuerdo es que pensábamos dispararle a Cisneros. Yo le disparé a Cisneros, no a Pimentel. Y, claro, después me salí corriendo del evento.

Estamos en un barcito restauran de la calle Venezuela. La luz es de un amarillo opaco, jodido, triste. Una mesa con las servilletas y la cojera de rigor. Estamos lejos de la calle, casi ocultos.

No puedo evitar sonreir ante la actitud decidida de Colán. No es que tener el pelo largo lo sea todo, pero si me resulta serio trasquilarlo para un performance.

Me resulta un juego serio como el de los niños.

Y recuerdo al francés equilibrista que jugó a cruzar las torres gemelas sobre una soga… recuerdo a todos los implicados, la paciencia, la fe, su llanto al recordar –emocionados- aquel increíble suceso.

¿Quién dice que los grandes no juegan?

En fin.  

La mesera nos pone solo un vaso y Colán gruñe.

Pido otro y empezamos la primera ronda. Una chela al polo y otra al fresco. La destapo y se chorrea la espuma mojando la mesa. Colán sonríe sarcástico, ya debe intuir que se trata de un chibolo medio zanahoria, jeropa y adicto a la poesía.  ¿Ya no es tarde? ¿No te van a decir nada en tu casa? Pregunta cachaciento. Luego, chasquido de vidrios y salud.

El primer sorbo de la cerveza, pienso recordando a Chandler, es como el primer beso: amor, pura dinamita. Los que siguen es rutina.  Costumbre. Los poetas de los 70 nunca la tuvieron. La costumbre, digo.

Más precisamente los Hora Zero.

Lo que si tuvieron, y por breve tiempo, fue una casa. Le pregunto a Colán por ella y, como en efecto domino, surgen muchos nombres a llenarnos la noche: Tulio Mora, Manuel Morales, José Diez, Ángel Garrido, Enrique Verasteguí, Juan Ramírez Ruiz, Bernando Álvarez, Julio Polar… en fin, mucha gente.  

Extraña con sus cojones esas épocas, especialmente a las muchachas de entonces. Hablamos sobre los viajes. Pimentel se fue por Europa; Juan Ramírez, triste ironía, nunca salió del Perú. Digo ironía porque en su primer libro aparece una aclaración “Y tiene un sueño: conocer el mundo” Colán me dice que sólo viajo dentro del Perú y a países vecinos.

Le preguntó por Oscar Málaga y me dice que fueron buenos amigos. El interrogatorito sigue, sigue, sigue. Y es cuando siento una culpa interior.  
Y es cuando nos quedamos callados. Los ojos de Colán contrastan con su rala cabellera. Con su silencio. Su falta de memoria, su vejez. Es de la generación de Coco, pero se lo ve más viejo. Jugamos con su edad. Reímos. 65 años.

No siento pena, sino pienso en el futuro (y me pesa); en mí futuro y el de mis amigos poetas; en lo curioso que resulta que te recuerden por un suceso anecdótico y oscuro.

Pienso en Alberto, ya con hijos y nietos, reducido a un hecho, a un píe de página, a una escena. Una mano, un arma, un disparo.

Y recordando a Bolaño –siempre irónico frente a la inmortalidad- pongo la costra sobre la herida: dentro de miles de años ningún poeta será nada, ni buenos ni malos. NADA.  No cicatriza, la vanidad es grande. El ego crece como una herida purulenta entre los poetas. Hace poco un amigo me confesaba que casi nadie hablaba bien de nadie, todos quieren destruirse, quedarse con el trono, ser el centro. Esto a Colán parece llegarle a las pelotas.
Paga la chela sin rezongar y, ya en el umbral del restauran, esperando que le traigan el vuelto, me confiesa que quiere publicar sus poemarios.

Y que regresó a uno de sus amores: el cine. Hace 30 años la película Memorias del Subdesarrollo lo deslumbró. Después de ver esa película perfecta, se dijo, ¿ya para que ver más?

Se encuentra escribiendo estudios sobre la selva, mitos y leyendas donde mezcla la poesía. Y colabora en la revista Cine Indígena junto al poeta Armando Arteaga.  

Su sueño siempre fue el cine. Aun quiero filmar. Aun quiero publicar. Cada vez urge más.

Ya no puede. Es tarde, me dice Colán, nos vemos.  Cuando enfilo para el paradero ya es tarde, espero que no jodan en casa.

También espero tener la paciencia y el dinero para pagarle las chelas a todos los muchachos impertinentes que vengan con su exacta y feliz manera de ser  –dentro de unos 40 años- a preguntarme por esta época, nuestra época.


por juliobarco

jueves, diciembre 13, 2012

Chicles, cigarrillos, poesía en Mesa Redonda!!!



Amig@s la primera jornada del evento de poesía ambulante Chicles, cigarrillos, poesía
llega a su fin
esté sábado en MESA REDONDA

PUNTO de encuentro:
Biblioteca Nacional de Abancay
Hora: 3 y 40

No falten

se agradece la difusión!

Tajo en Poco Floro



Esté viernes 14 de diciembre TAJO en Poco Floro... Se agradece la difusión!!!

sábado, diciembre 08, 2012

Si uno de nosotros está preso, todos lo estamos.





69 DETENIDOS. DE 18 A 21 AÑOS. MÉXICO RESISTE. 



 SI UNO DE NOSOTROS ESTÁ PRESO TODOS LO ESTAMOS



Lo más preciado con lo que cuenta la juventud es la energía y los sueños, la energía de sus sueños. Nadie puede negar que las raíces más profundas así como las hojas más altas pertenecen a los jóvenes de cualquier nación.

El Movimiento Estudiantil #YoSoy132, surge de la toma de conciencia de los estudiantes mexicanos ante el gran peligro que representaba la vuelta del PRI al poder. El PRI, ese partido político cuyo sistema de gobierno Mario Vargas Llosa definió como “la dictadura perfecta”. La primavera y el verano mexicanos se vieron cimbrados por la alegría y las movilizaciones de miles de jóvenes que pedían otra cosa, que pedíamos un cambio legítimo. Sin embargo la gran maquinaria de la corrupción estaba en movimiento. El gobierno saliente, la oligarquía y los poderes de facto consumaron la imposición de Enrique Peña Nieto como presidente de la que llamamos república. Un personaje acartonado que en una feria de libros no fue capaz de atinar con nombre y autor de uno solo. Al que Carlos Fuentes (que en paz descanse) definió como impensable en el cargo presidencial ya que, dijo, “no se puede gobernar desde la ignorancia”. Un hombre responsable durante su administración como gobernador del Estado de México de crímenes de lesa humanidad como los cometidos en la población de San Salvador Atenco, donde se asesinó y reprimió brutalmente al pueblo, donde se violaron sus derechos humanos y se efectuaron atropellos innombrables, como el abuso sexual en contra de mujeres; nada de extrañar, si durante su mandato en dicha entidad, esta reportó la tasa más alta de feminicidios del país.

A la sociedad en que vivimos se le ha enseñado que la realidad es lo que observa en la televisión. Casos y cosas indignantes suceden sin que nos enteremos de ello porque en el “aparato” no hay espacio ni tiempo. Siempre está presente esa parte oscura que no informa y que deja debajo de tapetes imaginarios actos aberrantes y vergonzosos para aquellos que estamos envueltos en la lucha constante, que no sabemos conformarnos y que sabemos que el país es nuestro, nuestra vida muy nuestra. Y queremos que estén bien. Los que no están no se indignan, son los que no lo saben.

El pasado 1º de diciembre se presentaron actos denigrantes, el primero, sin duda, el acto de imposición de un presidente en las formas más bajas, corruptas e indignantes, pues a pesar de protestas, pruebas de fraude y de rechazo total por parte del pueblo mexicano, los poderosos que no conocen al pueblo prosiguieron su banquete con el elegido.
Las manifestaciones ocurridas ese día, representadas bajo el lema –o hashtag– #1Dmx (1º de diciembre, México) fueron la demostración del hartazgo de una sociedad que ya no cree en los sistemas del poder.

La represión se hizo presente y tangible como no se había visto para quienes no queremos dejar de gritar reclamando días mejores. Los hermanos y hermanas que hemos salido a las calles fuimos criminalizados por la única circunstancia de ser jóvenes o sociedad civil en movimiento. Hemos sido detenidos arbitrariamente según ellos por molestar y alterar la paz social cuando eran ellos quienes la molestaban y alteraban con su maquinaria represiva.

La violencia llevada a cabo por el estado deja un considerable número de compañeros agredidos con gas lacrimógeno, agua a presión y balas de goma, un muerto y otro más que ha pedido un ojo. Otro tanto de presos y un cerco desinformativo que maquilla de la manera más indignante los acontecimientos ocurridos. Los detenidos y detenidas promedian una edad entre los 18 y los 21 años, un total de 69 contando también menores de edad, y personas mayores que fueron apresadas por no permanecer callados y reclamar, ante el uso desmedido de la fuerza, que dejaran en paz a los estudiantes. Un montón de detenidos y encarcelados abruptamente, sin pruebas concretas de falta alguna como aquellas que sobraron a la hora de demostrar la invalidez de las elecciones y que entonces no contaron.

Pero ellos no están solos. No seremos nunca más los débiles. Seremos los buenos hasta el final y lo demostraremos en cada marcha, con cada manifestación, en cada protesta y con cada voz que se sume a las de miles y miles de quienes consideramos importante el futuro, la vida, la libertad.

Ahora, a diferencia de tiempos pasados, el internet es una herramienta al alcance de nuestra imaginación para comunicarnos, para no caer en desinformaciones, para estar juntos. Por eso invertimos parte de nuestro tiempo libre de estudiantes intentando informar al mundo y se sepa qué pasa en México y las razones de nuestro Movimiento. Es el llamado de todos los que han derramado su sangre para hacer de este país un lugar que merezca a su gente buena, pues ellos, los que estuvieron antes, los de otras generaciones están con nosotros, nos acompañan, nos dan fuerza para levantarnos, para no claudicar, seguir unidos y ser hermanos en la lucha que hemos tomado de manera voluntaria y de la que no desistiremos.

Ustedes, los que están lejos pero saben que hay hermandades que vencen la distancia, los horarios y los climas también están con nosotros. La lucha de la juventud latinoamericana nos llama todos los días a buscar la luz de un sol más vivo que ilumine y caliente a personas abiertas, justas y libres…

Exigimos la liberación de nuestros compañeros. Exigimos el alto de la violencia de estado y sus abusos. Exigimos una democracia auténtica en el gobierno y en los medios de comunicación. Exigimos poder expresarnos con toda nuestra libertad y entonces ejercer nuestros derechos civiles más básicos dentro de una sociedad digna, igualitaria e irrestricta.

Por México y por toda la América Latina
Por la muerte del mal gobierno
Por la libertad de los presos del 1º de diciembre
Estamos juntos
#TodosSomosPresos
#YoSoy132
Ciudad de México, diciembre 8 de 2012.
suscriben:
Sarahy y Enrique Guadarrama Muñoz
Hermanos, hijos y mexicanos
Estudiantes de Letras en la Universidad Nacional Autónoma de México
Miembros del Movimiento #YoSoy132



Poema de Enrique Guadarrama, estudiante y parte del YOSOY132

#1Dmx


anoche fumamos gauloises   y fue
como neblina azul en el lago de sus hombros
no existimos afuera
sus sonrisas se encendieron como peces
en las palabras
de un cabello como calligrammesde Apollinaire

*

Hoy el gas lacrimógeno nos envenena
El humo verde y blanco de las lágrimas
El agua a presión ensucia las calles
NO los pasos de cientos de jóvenes
La represión a golpes duele en otro lugar que no es el cuerpo

Estoy gritando
porque no se lleven a ese compañero
porque aquel señor está  de rodillas con lágrimas obligadas
porque han desmayado a esta muchacha
—pudo ser mi hermana o la que quiero—

Lo que no quiero
Es el futuroabismoestúpido que nos venden

Dije que México
era la flor que guardaban las manos de una
Entre laestampida, los cercos y los escudos
Lagasolina y elcoraje
¿Dónde está mi país?
Mi vergüenza grita preguntando por él
¿Dónde está mi país?
Y la serpiente devora al águila
entre dos barreras negras
¿Dónde está mi país?
Los poderosos se ponen máscaras afables
Condescienden entre ellos inclinando ligeramente la cabeza
¿Dónde está mi país?

El sol de este día sabrá que somos otros
Nos juntó lo alegría
Hoy nos junta el dolor de las venas

Mi país está en mis amigos Cómplices para burlar la muerte
En mi madre de amarillo otoño frente a sus máquinas de coser
y en las recias manos de mi padre
Mi país de tardes de hace cinco años,
avenidas y calles de hace seis meses y veinte cuadras
en la valentía de hace unas cuantas horas
Mi país está conmigo

Son los hombres del poder los que no tienen país
y quieren arrebatarlo a estos muchachos
y a estas personas de buena voluntad
Son los hombres del poder los que están solos

Me duelen el cuerpo, los ojos y las entrañas pero
Como yo no estoy solo
y van llegando los mentidos robadores
voy a contar lo que pasa
a cantar una generación que se enamora como cualquiera
que camina o se queda firme que canta no claudica
y no acepta
elsuelo que le tienen prometido





domingo, diciembre 02, 2012

Primer día del genocida en México: EPN

Esta mañana el fraudulento hijo de puta fascista-títere-genocida-inhumano-noanimal enrique peña nieto fue a tomar un lugar que no le correspende en un sitema-medio de producción-gestión política-cultura... bla bla caducado: la democracia. Ese monstruo que oficialmente ha sido rechazado por un pueblo. Ese maldito impostor... Supongamos que somos idiotas y creemos en todo su sistema y en la constitución; entonces, estamos en nuestro derecho, como pueblo, de mandarlo a la chingada y poner a otro presidente. En esta caso, no se cumple, pues se viene pidiendo desde hace mucho tiempo y medios de masturbación masiva como forotv de televisa o milenio con sus intelectualoides -imbéciles, por demás- hablan de "dejar que EPN trabaje y luego criticar su trabajo..." o señalan como transgresora la irritación de un pueblo: claro que lo es, en respuesta de su transgresión a nuestras vidas diciéndonos, incluso, dónde sí podemos hacer qué y qué no. Ahora, supongamos que sí somos tan pendejos y les compramos ese choro constitucional que arreglan a sus huevos cada que quieren, como quieren. Entonces no cumplen, pasamos a tomar otras medidas. Supongamos que se hacen marchas, protestas, se escriben revistas, artículos, obras completas, fotos, se rayan paredes, se paran labores y siguen sin remover a ese imbécil y descaradamente sale en televisión dando el rol por el mundo. Entonces, seguimos creyendo. Supongamos que no somos tan imbéciles, que nos damos cuenta de lo caduco de un sistema convencional surgido hace siglos, supongamos que entonces creemos en respuestas de antaño, de movilización física e ideológica, pero descubrimos su escasa apreciación de una crisis como ésta para una cultura pedorra de dos mil añitos. Supongamos que entonces llegamos a nuestro límite. Supongamos que las armas siempre han sido un palpitar que nos da miedo. Supongamos que nadie quiere morir, pero supongamos que nadie quiere vivir alimentando esta cultura irracional que se jacta de ser "civilizada" y que cree en el progreso y en un fin al cual llegar. Supongamos que desde hace tiempo nos limitan de diversas formas obligándonos a asumir sus reglas, formándonos en torno a una caducada constitución, indicándonos como único camino la obtención del dinero para consumir lo que se produce para consumir para producir lo que se consume para producir lo que se consume para producir lo que se consume para producir para consumir para producir para consumir para generar para ganar para avanzar para producir para que alguien tenga más en perjuicio de los que se van quedando solos para ganar para producir para consumir para trabajar para producir para consumir para morir para producir quien pueda producir para consumir para generar para virtualizar nuestras vidas para que ni siquiera la poesía que puede cargarse en la cabeza pueda ser traída encima para que ni siquiera se pueda caminar por la calle para no cansarse para estar al servicio cada mañana a las 6 y poder poner ritmo a la ciudad, el gran triunfo, la cumbre, para generar escuelas, monstruos educativos, para producir pensadores para que gobiernen para que dirijan para que piensen por nosotros para que haya quien consuma para producir para consumir en su cumbre en su sitio máximo para ser sano para que la humanidad vaya al progreso para que puedas servir a la humanidad para producir para consumir para morir para creer en el vacío deslumbrador y entonces nos sentimos acorralados y no vemos por dónde hacer qué y por dónde no hacer por dónde evitar participar sin seguir participando y que, por donde sea, supongamos, seguimos creando este mosntruo usando la lengua misma, el dinero, la ropa, sus sistemas de reglas sociales y demás, pero no queremos, no queremos, no queremos, y ya no tenemos nada que hacer y nos van a chingar, sólo eso es un hecho, y sólo nos queda la violencia pero son ellos con sus militares, sus alianzas diplomáticas, su servicio de inteligencia, su narcotráfico, sus policías, sus grupos de choque, su dinero, su "salud colectiva", su ilusión de entretenimiento, sus escuelas, sus pensadores, su gobierno, su dinero, quienes tienen las armas quienes las pasan, quienes las venden y las compran, quienes las usan para ir contra nosotros, donde entra, afortunada o desafortunadamente, el pueblo usado en nuestra contra... y no queremos morir, pero no tenemos nada. Y sólo tenemos la fuerza de millones y sólo tenemos nuestros huevos, nuestra existencia, nuestra impotencia, nuestras enfermedades, nuestro hastío, nuestra depresión de soledad entre tanta tecnología, nuestra incapacidad de "avance", nuestra vida que es nuestra obra y vamos a llevarlas, son nuestras armas y las bombas molotov y lo que podamos armar para daño físico en nuestras casas y nos vamos contra eso que es más grande que "gobierno", que tiene uzis, 9mm, un escolta llamado estados unidos, una base de dos mil años, un grupo de amigos cuya mente absorbieron tanto que desean pelear por defender su estado de derrotados, y sabemos que algo se perderá, y tenemos miedo porque sabemos que algo es un hecho: ellos son unos hijos de puta dispuestos a todo porque ya nos chingan sin hacer nada. Y supongamos que llega el 1 de diciembre del 2012 y en las marchas pierde el ojo por un proyectil un chavo de mi edad, 22 años, que vende dulces en la facu y estudia en la UACM, que hay heridos de las Escuelas Vocacionales del Poli (IPN), supongamos que un señor de 65 años recibe una bala de goma en la frente y le deshacen la cara, supongamos que un joven muere, que desaparecen 50, que alrededor de cien son detenidos, que los abogados de la UNAM no están dispuestos a defender a los estudiantes, que quieren hacernos sentir solos y supongamos que medios como milenio crean estas noticias:










que nos da asco tanta mentira, tanta basura, tantas personas manteniendo el teatro, supongamos que desde 2006 han matado a mis amigos bajo un título de "guerra" donde
nos hemos quedado quietos porque hasta salir a jugar futbol y vencer a
alguno de los niños que los poderosos, a través de su empresa
narcotráfico, han armado y respaldado para asesinar, para extorsionar, secuestrar, según sus nececidades,
nos puede dejar degollados, colgados de puentes con 200 balazos,
cortados en pedacitos dentro de bolsas negras sobre los camellones, por miedo, por terror, por pánico, porque no sentimos cómo nos invadió tanta pasividad. A los 17 ya la vida posible en  nuestra comunidad era una mierda y protestábamos y dejamos de creer porque no vimos más, pero hoy vemos el aumento de esa mierda, su descaro irreductible, supongamos que en menos de 5 años la vida se aceleró y nos hemos vuelto unos incapaces paranoicos, y de pronto miramos las ciudades en llamas, y lo decimos: pondremos las ciudades en llamas porque hemos visto el incendio humano y sabemos que hoy somos muchos, que los desencantados encontramos un lugar donde no hay sueños ni idealismo ni la inutilidad de las marchas sino las granadas cayendo sobre nuestras pieles y supongamos que vemos un comentario de youtube donde alguien dice en respuesta a esos esbirros, Milenio,que la movilización del 1 de diciembre, las bombas, los golpes, los pinches huevos y ovariotes, esas manos, el camión contra las vallas del cerco en San Lázaro, las vidas que ellos están dispuestos a asesinar, no son parte de un movimiento de quien mencionan -AMLO- sino algo más grande, algo que trasciende el fraude electoral, algo que estamos viviendo. Y que somos todo un pueblo, no una nación, no una falacia de la modernidad, no una institución de ellos, sino que somos un pueblo en pie, no una uniformidad política, no una uniformidad cultural, sino un grupo humano enorme sitiado de Baja California hasta Chiapas, hermanado, hermanado con toda Latinoamérica, con el mundo en sí -a la mierda las fronteras: somos de la tierra-, violado todo el tiempo por un extraño "avance civilizatorio" que vamos haciendo, venimos haciendo... y que ello nos hace un pueblo, acorralado, reventando, que somos un chingo y no estamos solos. Entonces, ya no supongamos: la violencia es un hecho. Ellos siguen teniendo las armas, pero nosotros nos las vamos a arreglar. Estamos verdaderamente tan por fuera de sus proyectos políticos que de verdad somos un pueblo que los ha soportado porque aceptamos la diversidad de mentes, porque aceptamos la locura, porque hemos soportado su violencia, hemos creído en su democracia tanto como la hemos rechazado y hemos soportado ambas partes y todos los puntos entre ambas y sus situaciones más radicales, hemos tenido miedo y hemos salido a las calles, creemos en la gente que no cree en nada, no encerramos a los que nos rodean, no les prohibimos que vivan sus vidas, no queremos forzar a nadie a nada y sabemos que los culeros no somos nosotros. También somos los extremos más radicales de mentes violentas y revolucionarios pacíficos, desertores de la red y ciberactivistas -y anticiberativistas, y así...-. Nosotros lo tenemos todo y con un chingo de suerte tenemos a militares y polis con nosotros, porque también son el pueblo.



Suponiendo que les creemos, pido que se haga juicio político a los asesinos oficiales Felipe Calderón Hinojosa, Elba Esther Gordillo, Enrique Peña Nieto... pero como esas instituciones a las que hay que creerles son las que los colocaron ahí sólo me queda que, aunque DEJÉ DE CREER HACE MUCHO EN LAS PLEGARIAS, SI LOS DIOSES PUEDEN HACERNOS UN FAVOR, SE MUERA ENRIQUE PEÑA NIETO, SE MUERA FELIPE CALDERÓN, SE MUERA ELBA ESTHER, PERO DEGOLLADOS, DESTAZADOS, QUEMADOS, COLGADOS DE PUENTES, COMO ELLOS HAN MANDADO ASESINAR. POR AHORA, BASTE COMO PRIMER PASO.


J.A.H.A.
México
1 de Diciembre del 2012


-

sábado, diciembre 01, 2012

Dos semanas más

Por pedido de alguno colaboradores. Por los avatares del festival de poesía. Los finales de la universidad y demás excusas impostergables. Hemos extendido la fecha límite para la recepción de textos.
Ahora será hasta el 15 de Diciembre. ¡Gracias!


Reportaje Tajo

lunes, noviembre 26, 2012

Cómo hicimos del camino una sensibilidad



(A Juan Ramírez Ruiz)
Yo que caminé macerando nauseas
por la avenida Universitaria
—trajinando luces de neón—
reconozco a mi generación hecha trizas
por la indiferencia que hizo del sol
un astro solemne y vegetal.

Los pasos son un zigzag
esquivando la obligada melancolía de Pablo Neruda
las condolencias de Rubén Darío
con versos bostezando sobre nuestros ojos
atrapados por una patética canción de Luis Miguel.

Pero el miedo brotando de mis uñas, de mi suciedad
no será más para las rosas desnudas
desde hoy, será sangre asomándose a tus mejillas
más la pasión encerrada en el cuerpo de mis conciudadanos
con mil poetas disparando alaridos.

Se había encaminado la palabra desde el 70
me dijo Juan Ramírez Ruiz
masticando la muerte
agarrándose con violencia a mis cabellos
mordiendo el asfalto rugido y seco
leyéndonosEl júbilo hasta socavar toda apatía
tatuada en la frente de 4 generaciones
estafadas por una teoría decrepita y minusválida.

Hoy hice mi fe pensando en ti, Juan
y en esa alegría que se traslada de tu rostro al pecho
ahora que te cuento
como tu palabra camina salvaje
con los poetas
que son el ejemplo perfecto
de cómo es posible la poesía en este mundo
todavía.

Omar Livano
(De No se han ido)

jueves, noviembre 22, 2012

EL HORMIGUERO, CALLE 13

PRIMER FESTIVAL DE POESÍA AMBULANTE!




Los invitamos a tod@s al primer festival de poesía ambulante "Chicle, cigarrillo, poesía!"



Lectura de poemas y cuentos cortos en plenos mercados de los conos.

 Un megáfono y algunos muchach@s locos.

Y chicle, caramelo, cigarrillo y poesía.




Las coordinaciones se harán con la cuenta facebook de Tajo

Se agradece la DIFUSIÓN


PRIMER ESCENARIO:

MERCADO UNICACHI (PAN. NORTE)

HORA: 11 de la mañana

PUNTUAL!

CUALQUIER COORDINACIÓN

975123577
(preguntar por Julio Barco)


CROQUIS






miércoles, noviembre 21, 2012

ESO QUE REVIENTA



En un lejano lugar retacado de nopales
 había unos tipos extraños llamados intelectuales
se la pasaban leyendo para ser sabios y doctos
pues no querían seguir siendo vulgares tipos autóctonos
los veías en los cafés llenos de libros profundos
y en eventos culturales oían conciertos rotundos
constantemente escribían poemas y cuentos cortos
y aunque no los comprendían se quedaban como absortos


ROCKDRIGO GONZÁLEZ  



Conocí a J. Andrés Herrera por uno de esos blogs chingones donde suben libros gratis, en PDF, que no editan (ni editarán) en mi país.  En “Mis libros son rock” mis ganas de conocer a los escritores de la Onda, a un tal Parménides García Saldaña y a un tal José Agustín - unos Beat mexicanos - se calmaron (al menos  por un tiempo) Nos topamos vía meil (en las épocas, ya antiquísimas, del MSN) Era un “chamaco de esos poetas”, de esos “carnales locos” por la literatura. 

Intercambiamos correos. Él se jactaba de tener libros raros de la Gente de la Onda; ya era un pinche y desmesurado lector con ganas de difundir toda clase de literatura; yo me jactaba de ser poeta.

Entonces, ya para la época de Facebook, le conté sobre la movida, acá en Lima, de Tajo. Los planes y proyectos; lo que buscábamos, o, para ser más justos, lo que pensábamos que buscábamos, cuando teníamos ideas, digamos, absolutas (que ahora están remeciéndose). 

Colaboró con unos textos en distintos números y se puso –muy a su modo- la camiseta de TAJO Mexicano. 

Y, por último, hay que confesarnos. Tener amigos a distancia es tan tan raro y feliz, tan jodidamente feliz y tan cercano, todo al paso de unas teclas raudas en la madrugada, o algunos meils que vagan olímpicamente. 



ESO QUE REVIENTA es su primer poemario. 

No hay vueltas ni retrocesos; si te metes en su nudo te jodiste.

Y ahí está el Juan Andrés, peleando: hablando de las cosas del alma, las “cosas” de la noche que croa, mientras la (una) Mujer arroja bocanadas de Blues, blues, blus, azul clarito.

Hasta ensartarle palabras parece cojudo; cojudo e inútil. Podemos decir, tal vez: loco, loco, loco, sensual!…explosivo, vertiginoso, raro, alternativo… meras convenciones; parte de una red inútil para atrapar la explosión, el calor, la saliva, ese magma que salpican estos poemas.

Son para leerse en los vaivenes del bus, en las calles de Lima o del DF; en las calles del Agustino o de Cuernavaca. Son para extrañar; son raros. Te entrego el universo vacío,  dice el poeta, llénalo con tu risa

Y así caen estos versos dentro de un espacio/tiempo vacuo; como un pinchazo de aire; como un hombre/verso explotando; como un jazz/canción/gota ácida cuando ya nada se espera.


Y aquí están, damas y damitos, para su consumo:


                                                                                                                                (Julio Barco)