Sobre TAJO:

“Somos aficionados a la poesía. No somos profesionales. Que eso quede bien claro, pues una buena parte de nuestra crítica es potenciada desde esa perspectiva, desde esos campos abiertos que supone tal condición". (Roberto Bolaño)

martes, septiembre 11, 2012

Fauna Literaria: Revistas


ADVERTENCIA: CUALQUIER PARECIDO CON LA REALIDAD...  NO ES PURA COINCIDENCIA, ES LA PURITA VERDAD 



Lima, Perú, 2012. Está sucediendo.
          Mientras Mario Vargas Llosa sigue dando conferencias en Estocolmo y Reynoso busca otro arenal donde hablar gratis sobre literatura, los muchachos salen a la calle y se manifiestan. Su onda es la literatura (así, en minúsculas). Y aunque tienen la claridad del smog, les chorrea harta pasión. Señora, señor, muchacho, señorita: si usted ve a estos jóvenes lo mejor es evitarlos. Son arrogantes o muy frágiles. Les daré algunos consejos por si se topa con ellos. Lea atentamente las recomendaciones. Luego saque copias pertinentes a este tratado y repártalas concienzudamente. En caso de no tener otra salida llame a los policías, escóndase. Salga corriendo.


UNO

socialcursisvitaloides
Están las que buscan un quiebre, un arañazo al entrañable lector. Las revistas socialcursisvitaloides. Sus textos crean utopías en el aire, establecen conciencia crítica y lanzan un puente entre sociedad y vida. Usan palabras como vitalidad o alguna parecida (consulten con la RAE). Son lectores perdularios y desesperados. Hay huecos dentro de su educación. Huecos inmensos. Su educación se da por otros medios. No sobrepasan los 34 años. Les llega el patetismo de la “crítica literaria” frente a la indiferencia de la sociedad. No, estoy exagerando: les llegan los estudiantes pedantes que se ufanan desde sus sillas –sus piececitos no llegan al suelo y por eso quedan oscilando-, esos eruditos cacas que señalan e imponen sus reglas pero nunca sudan la camiseta. Volviendo a los socialcursis… más que una máquina de escribir necesitan el calor de una mujer fogosa. Los puedes ubicar entre las avenidas Nicolás de Piérola y Tacna. Entre sus dedos cuelgan eternos cigarrillos. El tránsito corre por sus ojos. Su pasión no excluye cierta política, aunque vaga y mal instruida. Por ejemplo, muchos adoran a Vargas Llosa (1). Se van quedando solos. Abrázalos. Llama a la policía. Huye.



DOS

sórdidaskloakasposeroides
Es importante cruzar sin mirar a nadie, apretar bien la cartera entre los senos, acelerar el paso, ahora que los muchachos de revistas sórdidaskloakasposeroides aparecen.

Algunas con mejores resultados que otras, pero con la misma decadencia y el mismo individualismo -amanerado,  putañero, superficial- de siempre. Los resultados no son colectivos, son de algunos poemas, un cuento a las justas, un artículo “respetable”. Esto es importante: no hay propuesta, sólo amasijos e intentos. Su torrente parece psicodélico. Como gran parte de lo psicodélico es plástico y colorido. Dan la apariencia de novedad, aunque se trate de una payasada. Terminan socializando con viejos tópicos -utopías setenteras, literatura beat, nadaísmo, poserismo, alpinchismo y otros ismos. Escuchan rock de los 70’s. Son muchachos descuajeringados, flacos, con tatuajes en los labios y expansores en el culo. Usan ropa punk. Adoran a Morrison, a Cobain. Esto hace que sea fácil caer en las drogas. La desfiguración de los sentidos –dixit Rimbaud- es un latido deforme dentro de sus pellejos macilentos. Sus poemas son pedazos punzocortantes de caca revuelta en barbitúricos. Y su resultado no es precisamente pos-moderno y chévere (es casi como esa tendencia de las muchachitas adictas a  Herman Hesse de tomar fotos a su pichi durante un mes para realizar dizque un cuadro vanguardista).

Generalmente esa hibridez y mutación sólo termina en hueveo. Sus argumentos se forman leyendo mal a Bukowski, Caicedo, Miller, Hamsun, poetas malditos, Malcon Lowry, Vallejo… etc, etc. Son jóvenes, pero la juventud no es una excusa para nada. Su aporte es tener huevos para editar sus revistas o fanzines sin otro mecanismo que la consigna de “hazlo tú mismo”. Son asiduos al centro. Corren, sobre todo en manadas. Los puedes avizorar entre las avenidas Camaná y Quilca. O jodiendo fuera del  Queirolo, aunque se mueran por tomar un piscazo con cabanozzi adentro. Su adoración es patear la mugrosa sociedad. Y luego la desacreditan en sus muros de Facebook; sin embargo si alguien les pone una chela son capaces de soportarlo todo, incluso un falo venoso en sus lenguas. Leen sus poemas enmascarados. Aunque es imposible disipar su individualismo. Pastan marihuana por los rieles de los Desamparados.

Su pose por ser distintos parece puro derrame seminal (2). Gustan de tomarse fotos en cantinas, en sus eventos (3) y su poder e influencia se limita al Facebook (4). Si los ves no les des monedas. Llévalos al paradero. Detén un taxi. Busca la banca de un parque y cubre su ridiculez con periódicos. Tírales comida de palomas, para que vuelvan a volar.

                                                                        
 TRES


cultisimapedantesególatras
Y sigue el montón de revistas huracanadas de retórica sinvergüenza. Revistas exclusivas para las elites intelectuales. Estas revistas que se apoderan de las parcelas literarias son las cultísimapedantes  Son publicaciones de universidad. Financiadas para vanagloriarse de la sapiencia de sus redactores. Se jactan de ser rigurosos y, salvo excepciones, llegan a los dos números. Dirigidas por muchachos ensimismados y pajeros. De pelos ensortijados y adictos a la música variada. Son variados. Caminan muy existencialistas y todo les da asco. Chupan ron de tres cincuenta para darse onda de hardcore. Su aporte es importantísimo, claro, aunque nadie pase las tres primeras líneas de sus textos. Son usadas en los mercados para envolver pescado, o por vigorosos mecánicos que tapizan las combis antes de pintarlas. Ellos, incólumes, meten la mano a los bolsillos. Avanzan contra la luz oblicua y sucia de las universidades. San Marcos, U.N.F.V, Católica, y otras. Se tiran al parque y -como los chanchitos de tierra- gustan de esconderse bajo una roca. Debajo de la roca leen a Derrida y vuelven a correrse la paja.


CUATRO

egoistoidespalabreadores 
Algunos consideran que sus textos serán importantes como la alquimia y se consagran suscribiendo títulos como “Publicaciones internacionales”. Publican a extranjeros, es cierto, aunque para mal: importa más llamar la atención que dar un aporte real. De estos también aparecen los “antologadores”: Muchachos solteros, profesores que bordean los 30 años. Cándidos, sueñan con el Premio Nobel. Andan de bruces por el sexo y la juventud. Usan lentes, pero no son intelectuales. Son los que mandan e-mails por internet como si se tratara de cojudas cadenas. Piden dinero y dejan su cuenta de banco. Luego aparece alguna antología de la “poesía latinoamericana” con prólogo de algún All Star peruano (5) Y fin. No hay venta asegurada, sí dinero asegurado de los idiotas para los antologadores. Corren a los cines porno de Colmena, jubilosos de llegar temprano y encontrar asientos.

Los antologadores y las cultisimapedantesególatras se llevan bien y muchas veces arman eventos juntos. Otras solo se corren la paja y apuestan a quién dura más. Por lo general, los antologadores son más precoces. Su aporte no engrosa más que el ego y las fechas de presentación en lugares apáticos como la Casa de la Literatura Peruana o la Casa Mariátegui (6).

  De las revistas que buscan nuevos aportes algunas se limitan a escrituras que no entran al Canon. Como los bacteria-cuentos. Cuentos de una sola palabra. Bajo una consigna filosófica, justifican la necesidad de tal envergadura. Citan a Monterroso, analizan estudios de 5000 páginas alrededor de las líneas intensas de los bacteria-cuentos. Se asocian con escritores de otros países y editan sus revistas de rigurosa mensualidad. Su apariencia es decente, terno y corbata michi, zapatos lustrosos. Rezuman pulcritud. Como en los libros de Bret Easton Ellis, son unos psicópatas. Arman eventos y buscan sus propios escenarios. No entran en broncas, pero paladean las piernas de las muchachas adictas a Pizarnik. Y, en sus casas, se corren la paja como orangutanes. Trabajan desde una torre de cristal, bien cincelada: sin escaleras, sin ventanas, sin puertas; su olor natural es la caca de pericote y la naftalina. Sus revistas ayudan mucho a la sociedad: son buenas para acomodar las mesas viejas o para encender las fogatas de año nuevo. Cuiden a sus hijas de estas lapas. El problema es que son demasiados y, como la gripe porcina, se multiplican día tras día.

          

Hay publicaciones que no buscan integrarse al Canon sino sustituirlo. Estos son los egoistoidespalabreadores Separan dos ramas (citando, por supuesto, a un crítico famoso):




La literatura burguesa de la literatura comprometida con la propia literatura 

 Son casi unos parnasianos, predican el egoísmo –alzando una copa de cebada- de los escritores como una religión: un escritor debe meter las bruces dentro de su obra y dejar de lado la relación con la sociedad. Pueblan cantinas de Zepita, gorrean comida en la Casa del Pueblo, critican a los escritores “light” como Ampuero (aunque aún no logran escribir siquiera de forma respetable). Su propuesta es interesante pero no consecuente (7). Se parecen a Martín Adán. No en su forma hermética de hacer poesía, sino en las ganas de beberse a sorbos la noche. Se los ve deambulando por los mercados, asqueados de todo, esperando la noches, barbudos como lobos esteparios. Si los encuentra, joven, señorita, señor, cómpreles una revista. Aunque no sirvan para nada, viven pendientes de afecto y  reconocimiento. ?


  -----------------------------------------------------------------------------------------------------------

1. Esto hace que sean mirados con los ceños fruncidos por muchachos iconoclastas que acusan al nobel de neoliberal, un aficionado a los toros, un hijo de puta. Sin embargo, la ferviente y empecinada y hasta freek admiración al viejo escritor se da por sus obras. Siguen orbitando en sus mentes como sempiternas efigies de totalidad.



2. La idea en sí de ser totalmente distinto ya es una idea establecida. Nadie puede ser distinto en estas épocas. Somos una miscelánea de posibilidades.



3. Con la consigna de que se debe salir de los espacios comunes, forman eventos en distintos lugares: aunque lo contradictorio sea que su idea de “salir” sólo se limite al patio de su propia universidad, a bares y a plazas céntricas de la ciudad. Todo bajo el orondo título de “Recitales Libres”.



4. Pasan más de 8 horas diarias en el Facebook. Siguiendo la idea de la civilización del espectáculo, hacen conocido cualquier disparate  (tenga o no sentido) con el fin de mostrarse más pendejos, más rebeldes, más escritores. Son tristemente célebres sus ganas de figurar en esos medios plásticos. Escándalo tras escándalo. Mensajes provocadores. Su manjar es etiquetar a los demás. Huevadas así..



5. Es curioso cómo los jóvenes escritores se desviven porque un “grande” escriba unas palabras para la contraportada de sus libros. Lo que saben –y por vanagloria pasan por alto- es que esas palabras no son escritas bajo un análisis profundo, sino como siguiendo una mecánica: se lee un poema y bajo esa sensación se escribe la reseña. A veces, ni siquiera se lee un poema. No hay más vuelta que darle. Muchos escritores jóvenes abusan de la fama de otros para que sus libros salgan “más lindos” .



6. Son adictos a las fechas y, como si se tratara de ir a misa, nunca osan faltar. Y que me perdone el Amauta, a quien admiro.Esto lo escribió Julio Barco con más detalles en un artículo contra la Casa de la Literatura Peruana. Los señores, muy ofendidos, atacaron y dieron una respuesta. El problema es de fondo: los que tienen la autoridad real para dar espacios y difundir el arte están ahuyentando personas. El sopor y la solemnidad es su mejor arma. Más que “casas”, parecen museos. Algunos dirán que la literatura es un arte para pocos, que no todos deben ser lectores, por eso las salas de la CASLIT suelen estar desiertas. Algunos pensamos que no debe ser así.



7. Bajo innumerables manifiestos dejan claro sus propuestas: el problema es que en su claridad se ventila una erudición vacía. En otras palabras: son puro floro. Puro manifiesto. No tienen una creación respetable que los defienda.


Escrito por Julio Barco





16 comentarios:

Edwin Angulo dijo...

Si la edad es determinante ¿qué pensarían de Gonzales Prada?

"Volviendo a los socialcursis… más que una máquina de escribir necesitan el calor de una mujer fogosa." No se si semejante desplieue de machismo merezca respuesta.

Se escribe "posmoderno", no "pos-moderno"

No entiendo lo vinculante con las drogas "Esto hace que sea fácil caer en las drogas." ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra?... Pobre Vallejo, pobre Darío, pobres Rimbaud y Verlain, Pobre Hinostroza, etc...

"Su aporte es tener huevos para editar sus revistas o fanzines sin otro mecanismo que la consigna de “hazlo tú mismo”." Esto definiría muy bien los argumentos que expusieron en los comentarios sobre mi reseña de Tajo 3.

¿Han contado la cantidad de veces que dicen "paja" o "caca"?

Se les pasó el paréntesis "(?)" en "de afecto y reconocimiento.?".

¿Qué opniaran del Yawar Fiesta? Supongo que entienden la pregunta.

"2. La idea en sí de ser totalmente distinto ya es una idea establecida. Nadie puede ser distinto en estas épocas. Somos una miscelánea de posibilidades."
Definitivamente no han leído ni a Rama ni a Retamar.

"Son tristemente célebres sus ganas de figurar en esos medios plásticos." ¿Qué acaso el utilizar un blogspot y postearlo por facebook no los invcluye en lo mismo?

"Escándalo tras escándalo. Mensajes provocadores." jajajajaja "ta`" que son frescos ah jajajajajajaja

Bueno, la redacción ha mejorado cinco. En Tajo 5 también hay mejoras, pero aún falta llegar, tal y como se menciona en el ¿ensayo?, al algo concreto.

TAJO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fernando H dijo...

"Sus poemas son pedazos punzocortantes de caca revuelta en barbitúricos."

¿Qué poemas son así? Me da mucha curiosidad por leerlos ;).

"Los puedes avizorar entre las avenidas Camaná y Quilca" Primero esos son Jirones y no Avenidas. Por otro lado, debe ser EN EL CRUCE DE ESTOS JIRONES.

"O jodiendo fuera del Queirolo, aunque se mueran por tomar un piscazo con cabanozzi adentro."

Me recuerda a la anécdota donde Julio Barco gritó "ME LLEGA AL PINCHO EL QUEIROLO" o algo así.

"3. Con la consigna de que se debe salir de los espacios comunes, forman eventos en distintos lugares: aunque lo contradictorio sea que su idea de “salir” sólo se limite al patio de su propia universidad, a bares y a plazas céntricas de la ciudad. Todo bajo el orondo título de “Recitales Libres”."


Esto me hace recordar cuando los tajadores bajaron a Plaza San Martín para realizar la actividad de TERRORISMO POÉTICO, que por cierto desde un inici todxs los partiipantes propusimos que la acción de intervenir la plaza con megáfono en mano leyendo poesía, iba a ser anónima o colectiva. Pero claro, los tajadores tenían una presentación personal bajo la manga, y su discurso empezó "Somos una revista de la villareal llamada tajo..."


Mi opinión es, como así tienen las ganas de juzgar hechos de personas que HACEN las cosas, deberían nombrarlas de forma directa. Tal revista o grupo es así y bla bla bla, por su puesto, con una argumentación que no se llene solo de palabras URGENTES, JÚBILO O VITALIDAD. ;) Saludos muchachxs y ojalá.

Fernando H dijo...

...y ojalá podamos vernos el Viernes ;).

Antonio Chumbile dijo...

Johel... creo que malentiendes varias cosas.. Rama y Retamar escriben sobre la identidad latinoamaericana y sobre su posible originalidad... el texto de Julio habla de POSES, de poetoides y de intelectualoides... en estas poses es imposible ser totalmente orioginales... no mezcles papas con camote..
-sobre el blog y el facbook... el texxto señala que esos grupos estan MAS ocupados en figurar que en escribir o en actuar... usar esos medios obviamente no es malo.. lo malo es que estos concentren todo nuestro esfuerzo habiendo mucho que hacer afuera..
-sobre los escandalos creo que ninguna revista se ha salvado... la vaina esta en quienes SOLO buscan eso... Tajo no es asi... si algun escandalo se produce en el camino es porque e puso el dedo en la pus... pero nunca el escandalo por el escandalo como si lo hacen otros...
-Oye.. por cierto... te diria que se ecribe: "¿Qué opinaràn..." en vez de "¿Qué opniaran..." pero eso no me parece ser urgente ni tan importante...

Salud.

Revista Mutantres dijo...

Hola Julio Barco, pionono:

Has dicho varias tonterías. ¿Debatimos?

Jorge

Revista Mutantres dijo...

¿Por qué no pones la revista con nombre propio, por ejemplo? ¿Quién se va a resentir o enojar?

Es obvio que nosotros, los Mutantres, seríamos los "sórdidaskloakasposeroides" ¿no? Dale, me parece divertido discutir un poquito (un poquito nomás) sobre esas tonterías que dices.

Jorge

Gimel Zayin dijo...

Me dio risa la clasificación. Como siempre, nunca falta el estupido que se lo toma muy en serio y empieza a citar escritores serios.

TAJO dijo...

Jajaja Señor Jorge al parecer hizo caso, ya no habla por Mutantres. Por otro lado. Jajaja no puedo evitar reírme ante tanta egolatría. No se han utilizado nombres propios, para no sentir que limitamos las ideas. SORDIDACLOACASPOSEROIDES, sería en parte los Mutantres, en parte los Hierbazine, en parte los poetas del asfalto, en parte fulano y mengano... Por qué tan a la defensiva, o por qué supone que una par de características le hacen poseedor de un título que no fue construido para su honorable revista. Omar Livano

Revista Mutantres dijo...

Hola Omar, yo siempre he hablado como Jorge. Pero ahora tú hablas por Julio.

No han utilizado nombres propios porque no tienen los huevos de hacerlo o porque, en todo caso, no podrían sostener un debate sobre cualquiera de los puntos que ahí se dicen. Eso es todo. Te apuesto lo que quieras a que no pueden argüir algún argumento para defender la clasificación que han hecho.

Por otra parte, si te fijas bien, la cantidad de referencias tácitas a Mutantres en el segundo grupo son muchas. Todas bobas pero muchas. ¿Quieres que te las enumere?

No me pico, está bien que Julio Barco, maxime de la Generación Pionono, se exprese, pero mal que, como la avestruz, "esconda la mitra". No pues,

Jorge

TAJO dijo...

¿No es suficiente argumento el hecho de que te sientas aludido por esas características?. Y además ¿Crees que fuiste el primero(o peor, el único) en usar máscara?
Supongo que Julio te responderá pronto.
Omar.

Revista Mutantres dijo...

Jajaja. Ya, oe, mejor no defiendas a tu "gurú pionono", que busque una niñera o llame a su filósofo Carnero pa que salga al choque. Jorge

Andrés H. dijo...

Híjole, mi Julio, me vas a perdonar, pero yo no estoy de acuerdo en muchas cosas:

Para empezar, el hecho de que escribas un artículo así, ¿qué es? Se supone que Tajo, Julio, en específico, tiene LA VOZ poderosísima única, imparcial capaz de dar cuenta de esta categorización de la producción literaria en el Perú?

Otra cosa: desde cuándo pitos escribes diciendo "sempiterna efigie"?

Tener un texto así, ¿no es lo mismo que criticas, una probable hambre de desmantelar, deshacer, y tener atención, provocar sin vivir del otro lado verdaderamente?

Yo soy barbón, drogadicto, soy un desencantado del mundo, me cagan las personas que creen que van a cambiar al mundo con "amor" y "poemitas" porque la poesía es mierda, no es tan importante, cualquier actividad humana es igual de válida que la de los demás, cuál "indiferencia"?, soy pansexual, NO ME SIENTO NI MEXICANO NI PERUANO NI AMERICANO ni ninguna de esas mierdas con que se puede fácilmente limitar una cabeza rebosante de creación, por lo mismo, no me pongo la camiseta de nada, de ninguna idea, de ninguna revista, osea: sí me como una verga venuda por una cerveza (si deseo ambas, por ké no?). Por otra parte, yo vagabundeo, y vendo trufas en los camiones, leo poesía y no tiene que ver con salir un día a realizar "un acto poético" como todas las putas revistitas (y eso incluye a Tajo) en su día de "quehacer poético urbano", nel, yo elegí eso porke el simple hecho de vestir, de usar la lengua, de comprar productos, de ser parte del comercio, de ir a una escuela, de usar dinero, genera esta vida mierda con millonarios inútiles que tienen todo, aunque sean incapaces de autosustentarse; con gente que trabaja la tierra y no puede comerse lo que trabaja. Así que a la otra que hables de adictos, piensa en la gente que se vuela el cráneo pa llenarlo de mierda con chavo del ocho, telenovelas, escuela, supuestas ideas "contraculturales", supuesaos ideas de "artistas alternativos", supuestas visiones únicas de la poesía, con ideas de que una cosa DEBE SER y no de que es, en vacío, como mera visión parcial de la realidad (nadie tiene una verdad objetiva, en tanto se construya algo desde nuestra mente, deja de ser objetivo, yo no sé por qué te preocupa tanto imponer la visión "chida" de todo, cuando sólo será una más...). Piensa cuand hables de barbones, mugrosos, poetoides, apestosos (que tengas una idea del honor, amor personal o algo así, una de esa falacias, no quiere decir que quienes andamos mugrosos o elegimos otra apariencia, no tengamos valores estéticos o de autoapreciación, sólo que eso es estúpido para algunas personas como yo, sabes?) que hacen eso... piensa en tu carnal mexicano, en quienes elegimos otro tipo de vida porque ahí hallamos una revolución -en nuestra vida- y no vamos a marchitas idiotas y demás, que son actos permitidos oficialmente, socialmente legitimados igual de inútiles que la poesía y el reggaetón y el jazz y barrer la calle, o vender tacos, o robar (no hay recetas para vivir, no puedes ir imponiéndote: eso es fascismo)

A mí también me recaga que los poetas jóvenes vayan a buscar poetas rucos y mamárselas y decirles "oh sí, tú eres dios, amigo..." sin embargo, ustedes fueron a las lecturas del algunos hora zero, tenían fotos, tú mismo, Julio, me dijiste de tu compa el Ildefonso, en ké café tomaba su chelita y así... osea, NO MAMES!

Andrés H. dijo...

Por otra parte, creo que un acto, una actividad, una actitud frente a la vida es muy complejo como para resumirlo en algo específico. Creo que Tajo, o tú, ya ni sé, deben dejar de asumir esa postura de "somos especiales" "los verdaderamente diferentes" los "tan diferentes, que ni somos diferentes y cuál es problema?" Porque la neta no se es nada especial, el mundo carece de sentido. Si alguien elige leer a Derrida, a Genette, a Bajtín, hacer una revista de tal o cual forma, difícilmente creo que su mundo sea el mismo que tú tienes en la cabeza (tajo, revista, poesía, vitalidad, literatura peruana...) así que no creo que piensen sólo en ese acto como lo único importante de su vida (por lo cual, se entiende, no puedes decir que son así o asá por su trabajo editorial o difusivo).

Ahora, me presento: o nomás no queda claro, o Tajo ya me entiende que yo soy un desencantado del mundo (como miles más) pero no un apático, ni tristón (soy rechistoso, refiestero). No existe algo "más vital" algo "más poesía" más de verdad. La neta, yo siento que uno escribe para darle sentido a su vida, porque eso es lo que uno puede hacer, porque uno construye desde ahí su mundo (busques la revolución, el terororismo, la destrucción de los convencionalismos, la locura...) así que deja de poner tu mundo como lo máximo, como el chido y único. Acá en México, en la uni, he conocido a gente de todos los ejemplos que pones, y a gente que se diría, acá, Tajo, y todos conviven (con difenrecias, peleas, odios, que tienen que ver en lo personal y no con prejuicios de algo externo a ellos). Somos súperhíbridos, la gente tiene ideas bien diversas en la cabeza (que no pueden encasillarse en 4,5,6, tipos...) que les dan para vivir con la literatura. Incluso, si leen a Derrida no quiere decir que sean academicistas, creo que tienes muchos prejuicios muy tontos en ese sentido y que te has perdido mucho. Yo he leído tantas cosas, por mi carrera, que odiaba, y me han roto tanto el cráneo, que no me hicieron mejor poeta, ni persona, ni esas mierdad, si eso buscas, ni giraron mi vida, sólo me mantienen aquí diciendo esto. Yo disfruto de leer hasta el libro vaquero y a veces me caga Verástegui o Papasquiaro o Morrison o cualquier imbécil humano cagante como nosotros (el pendejo de Cortázar, el pendejo de Borges, mierdas humanas, como cualquiera). Tú y yo sabemos que alguien se queda y es leído en una cultura por mil diversas cosas, desde pendejez de sus lectores hasta incidentes cagados como que en un incendio sobrevivió un manuscrito o cosas así. Estamos en la época d ela bendita internet. Es un hehco que mierdas como facebook, y el usio de nosotros imbécilmente ha creado una aceleración del tiempo, de nuestra convención del tiempo... y la cagamos con estar horas, pero el problema va más allá de tu mundo donde criticar a los de las revistas QUENOERESTÚ.

Andrés H. dijo...

Hablas del Vergas Llosa, y ustedes mismos se la han mamado miles de veces y en cientos de textos. Yo casi no lo he leído, pero sé que es verga, por otras cuestiones, me parece igual de despreciable que todos los humanos (y, en cierta medida, igual de plausible). Así que, mi chato, yo he leído preciosos cuentos-bacteria, vómitos-poemas, de chicos que van directito a la teoría literaria (porque, sí, estudian Letras Hispánicas en la Facultad de Filos y Letras de la UNAM) o a la lingüística, o a la filosofía, y no son ni imbéciles, ni idiotas, es más, en tu texto hay algo de machismo, de exaltación de algunas figuras (y mira que hablas de iconoclastas) con el simple hecho de mencionarlos como los piola de otro ambiente (por ejemplo, cuando usas a Derrida como símbolo de la erudición "boba" que criticas) y en ninguno de sus discursos ni en sus vidas lo hay. Ellos están dispuestos a leer las Tajo (y muchas revistas más) que les he pasado, y tienen críticas sinceras (no sé si buenas, no creo en eso), sin pendejadas ni prejuicios, y no se cierran, así mismo tengo compas que hacen su servicio para una publicación de la UNAM, pero beben en las islas de C.U. (unos jardines del campus principal de la UNAM) toman lsd, se pudren, rompieron las relacione scon su familia, con la escuela misma, (sin quejarse, ni nada) no tienen ni novia ni novio sino novio y novia y mil cosas más, no fingen la revo y viven distinto de las formas convencionales, osea, qué te duele, Julio, si al final tú por mucho que digas y demás, estás muy cerca de la vida más bien puesta y esperada de quien escribe y decide ponerse en el lugar donde la va a hacer de pedo por todo y se cree anti-todo (por cierto, deberíamos oír esa rolita de eskorbuto "antitodo") pero manteniéndose en el lugar seguro.

También conozco muchos al estilo Tajo, que, aunque sin carrera, tienen su novia, esperan su futuro de escritores, planean chambear, hablan de la nación, y de "el pueblo" y demás, pero siguen consumiendo las ideas de familia, casa, comunidad, pueblo, revolución, hacktivismo, POESÍA (así en grandota, tú lo pusiste en minúscula, pero al hacer la aclaración de ke era en minúscula, lo marcaste)... así que, se jode todo, es como vida de televisión, fingiendo que no lo es. Eso está puesto socialmente, esperado. No se trata de erudición o pelearse diciendo que los demás son soberbios o quieren atención, eso ya pasó hace mucho... competir es lo que te enseñan siempre, bajo la idea de que uno puede ser el CHIDO, el ESPECIAL, desde peque, las instituciones de nuestra sociedad (la familia, la iglesia, la ciencia, la escuela, los adultos, los "maestros" toooooooooooodo)

Cualquiera sale a gritar que no está de acuerdo y a pendejear a los demás por "poseros" o "indiferencia". Pocos, se atreven a vivir como el otro y decirle "va, carnal, ya topé tu mundo , me late -o no me late- y chido... -o chinga tu madre-...", la mayoría,desde el lugar seguro, avienta la piedra y se deja ir...

Así es esto de las letras, pero acá no se trata de las Letras sino de congruencia vital.

Al chile, como esa rolita de Eskorbuto:

"los que trabajan
se olvidan de los parados
y los que estan libres
de los encarcelados
No hay amigos,ni enemigos
lucha necia,todos contra todos!
¿de qué nos sirven manifestaciònes?
¿de qué nos sirven huelgas generales?
¿de qué nos sirven? No sirven!!
¿de qué nos sirven? No sirven!!
No hay amigos,ni enemigos
¡LUCHA NECIA, TODOS CONTRA TODOS! "


J. Andrés Herrera

Anónimo dijo...

Cuando hablas de las revistas que apuestan por los bacteria-cuentos (jaja), ¿te refieres a Fix100 o a Plesiosaurio? Ambas son muy buenas. Saludos. Gracioso artículo.

Jorge